No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad POLÍTICA

Alberto Fernández: “Cristina cambió, si no hubiera cambiado yo no sería Presidente”

Tras transitar sus primeros diez días como Presidente de la Nación, el mandatario brindó sus sensaciones sobre lo transitado y reiteró la importancia de haber sancionado la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. 

El mandatario destacó la sanción de la ley de Solidaridad Social

El mandatario destacó la sanción de la ley de Solidaridad Social

En el marco de lo que viene siendo una agenda por demás activa en sus primeros días al frente del país, el Presidente de la Argentina, Alberto Fernández, se refirió a varios de los puntos que forman parte de su agenda de Gobierno. 

En declaraciones a América TV, el mandatario brindó sus sensaciones al respecto de su vínculo con Cristina Kirchner, la importancia de haber sancionado la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, el “congelamiento” o no en los haberes de los jubilados, las prioridades económicas del ministro Guzmán y el caso de Venezuela, entre otros puntos. 

"Cristina cambió, claro que cambió. Si no hubiera cambiado yo no sería Presidente", partió por señalar Fernández, al ser consultado sobre si la ex mandataria modificó sus formas de relacionarse con los dirigentes del espacio político.

Fernández celebró haber sancionado la ley de "emergencia"

El Jefe de Estado manifestó: "Cristina y yo somos amigos, éramos amigos. Nos peleamos 10 años, como muchos en Argentina. Siempre planteé ese ejemplo para decir pongamos fin a la grieta. Cuando veo que hay amigos que no se hablan les digo: ´terminen con esa sonsera´.

Marcando que el estado del país que asumió "es una situación complicada, un poco parecida al 2001, no necesariamente igual, pero algo parecida", se refirió al caso de la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, al tiempo que puntualizó el caso de los jubilados. 

En esta línea afirmó que "no hay congelamiento de los haberes" y aclaró que lo que se hizo es suspender el método de ajuste, reiterando que "en diciembre hubo un aumento y en marzo va a haber otro aumento y además las jubilaciones aumentaron para todos".

En esta línea se refirió al caso de las jubilaciones de privilegio apuntó que "hay regímenes especiales, pero que no son de privilegio. De privilegio hay solamente las jubilaciones de los jueces y la de los diplomáticos y ya mandé al Congreso para que se resuelva eso".

Sobre la coyuntura regional, Fernández afirmó: “Nos preocupa todo avasallamiento al estado de derecho. También nos preocupa lo que está pasando en Bolivia, nos preocupa lo que está pasando en Chile. Me tocó recibir a las organizaciones de Derechos Humanos cuando Maduro después de una manifestación puso presa a 800 personas (...), ahora, Piñera metió presa a 2500 personas y no pasa nada, nadie dice nada”.

Argumentó además, respecto a la ley aprobada en el Congreso, que "necesitaba esta emergencia", entre otras cosas porque "Macri suspendió las tarifas para después de las elecciones y nos dejó una bomba de tiempo".

Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner

El Presidente entiende que "las facultades que me están dando son para administrar el caos. Trato de evitar de hablar de esto, porque tengo la impresión de que la gente quiere que hablemos del mañana, pero sobre como ejerzo estos poderes tengo el control social".

"No estamos en condiciones de poder pagar las obligaciones que van cayendo, hay empleo decreciente, tenemos un proceso inflacionario. Lo que no tenemos hoy, gracias a Dios, es el estallido social del 2001", puntualizó.

Insistió en que "el nivel de decadencia que tenemos es alarmante" y puso como ejemplo que "mientras estábamos discutiendo esta ley el viernes cayó otro compromiso de deuda que no pudimos cumplir. Tenemos vencimientos y no hay como pagarlo", cerró al respecto. 

En esta nota:

Comentarios