No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Cómo sigue la causa de los 8 rugbiers detenidos por el crimen de Villa Gesell

El juez de Garantías debe resolver sobre la recusación a la fiscal. Luego, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores, sobre la apelación de la prisión preventiva de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Crimen de Fernando Báez Sosa

Crimen de Fernando Báez Sosa

La defensa de los 8 rugbiers detenidos insistirá en su estrategia de desgastar la labor que llevó adelante la fiscal desde que los detuvo horas después del asesinato de Fernando.

En primer término, el juez de Garantías debe resolver sobre la recusación a la fiscal Verónica Zamboni. Luego, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores decidirá sobre la apelación de la prisión preventiva de los ocho detenidos.

En la primera oportunidad que tuvo, en la audiencia preliminar, un día antes de que el juez David Mancinelli dictara la preventiva para los ocho detenidos, y de que les agravara la calificación penal con la “alevosía”, el abogado Hugo Tomei pidió que se los beneficie con el arresto domiciliario con monitoreo electrónico. 


El juez no lo negó y solicitó informes socio ambientales para evaluar tal posibilidad. 

Al argumentar la preventiva, el juez consideró que existen “peligros procesales” que justifican el encarcelamiento preventivo de los sospechosos, como el riesgo “de fuga y entorpecimiento probatorio”.

Mancinelli debe resolver en las próximas horas la recusación de la fiscal Zamboni. Había fijado una audiencia y convocado a las partes, a los abogados de los papás de Fernando, del estudio de Fernando Burlando, y a la defensa, que sorprendió a todos con su postura: argumentó que no había tenido tiempo de prepararse, por lo tanto se excusó de presentarse.

Las posibilidades ahora son que el juez notifique a las partes vía digital o que fije una nueva audiencia de recusación; cualquiera sea la forma, luego resolverá si los 8 detenidos siguen presos.  

Comentarios