Actualidad

D´Elía y su amigo chacarero: de la trompada a la visita en la cárcel

El dirigente social publicó una foto junto al ruralista al que le pegó una trompada en 2008, durante una manifestación en pleno conflicto con el campo por las retenciones. 

Luis D´Elía y Alejandro Gahan reconciliados.

Luis D´Elía y Alejandro Gahan reconciliados.

Todo comenzó con un insulto del ruralista entrerriano Alejandro Gahan a Luis D´Elía. "Mercenario", le gritó en inmediaciones del Obelisco, en 2008, durante una manifestación organizada por entidades del campo contra la resolución 125 que estableció el cobro de retenciones móviles a algunos productos agropecuarios.

El dirigente piquetero escuchó la agresión y reaccionó también de modo violento: le pegó una trompada a Gahan por la que años después fue condenado a cuatro años de prisión. 

El momento de la trompada registrado por Crónica TV.

Ahora los protagonistas de aquel incidente se mostraron juntos. El productor agropecuario visitó el martes 9 al dirigente del partido Miles en el penal de Ezeiza, donde D´Elía cumple una condena por la toma de una comisaría de La Boca.

"De esta manera respondemos a las propuestas de @CFKArgentina y Peron: 'para un argentino no hay nada mejor que otro argentino'", escribió D´Elía en su cuenta de Twitter junto a una foto en la que se muestran sonrientes y tomados de la mano.

Esta no es la primera vez que se ven. D´Elía y Gahan tuvieron ya varios pedidos de disculpas y un acercamiento que definen como "genuino"

En 2014, durante un programa de televisión que el dirigente piquetero conducía en la señal CN23, ya se habían mostrado juntos. "Nosotros estábamos convencidos de que había un golpe contra Cristina Kirchner", explicó aquella vez D´Elía a Gahan ante las cámaras y admitió: "los dos estuvimos mal".

Dijo además que el hecho "le sirvió al establishment mediático de este país para transformarme en un tipo violento".

"Ese día yo salí de casa alterado para ir a la Plaza de Mayo. Y a la altura del Obelisco, de golpe lo veo venir a usted", recordó el ruralista al dar su versión del episodio. "A este hombre tengo que decirle algo, por algo me lo ha puesto el destino acá", siguió. Y completó: "Ambos nos debíamos un reencuentro".

A más de una década, los insultos y la trompada quedaron atrás. Hoy ambos exhiben su reconciliación y lamentan los prejuicios que los llevaron a protagonizar aquel momento violento.

En esta nota:
  • Luis D´Elía

Comentarios