No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad Economía

El legado de Dujovne: una pesada herencia

Sus puntos para el recuerdo serán años de inflación récord, caída en el PBI dos años consecutivos y el préstamo más grande firmado por el FMI. 

El legado de Dujovne: una pesada herencia

El legado de Dujovne: una pesada herencia

Por: Candelaria Botto

Nicolás Dujovne fue nuestro ministro de Hacienda desde el primer día del 2017 hasta el sábado pasado. En conjunto con Luis Caputo, lo sucedió a Alfonso Prat Gay, ya que luego de la renuncia solicitada por Macri el Ministerio se dividió en Hacienda por un lado, y Finanzas por el otro. Aunque el experimento duró hasta junio de 2018 cuando Dujovne quedó a cargo de toda la cartera. 

Vale recordar que de Prat Gay quedó: la disminución en las retenciones agroexportadoras (lo que afecto fuertemente los ingresos fiscales); el levantamiento del cepo cambiario;  el "blanqueo" de dinero en el exterior (un regalo impositivo para quienes tenían sus capitales por fuera del régimen formal de la economía argentina); el pago a los fondos buitres por más de 9 mil millones de dólares y un intento de cambio en el régimen de Ganancias que fue el motivo por el cual le pidieron la renuncia. 

Con este antecedente, Dujovne asumió teniendo ya un perfil público (columnista en La Nación y co conductor en el mismo medio) donde alcanzar el déficit primario cero parecía el centro de su análisis, polarizar con la gestión kirchnerista también. Repasemos entonces su legado. 

FMI

En primer lugar hay que hablar del préstamo firmado con el Fondo Monetario Internacional, el más grande en su historia: 57 mil millones de dólares, más del 60% del total de su cartera. Un acuerdo histórico que marca la agenda económica actual de nuestro país. 

La vuelta al Fondo se dio con las corridas cambiarias de mayo de 2018, tras dos años de fuerte endeudamiento externo se recurrió al prestamista de última instancia para firmar dos veces un acuerdo stand by que tiene como eje el déficit primario cero. 

Desde el comienzo, Dujovne fue el interlocutor del organismo multilateral en los cambios que hubo entre la primera y la segunda firma del acuerdo que otorgó a la argentina el 88% del total del préstamo en poco más de un año. 

Fuga de capitales

Otro punto relevante que tiene que ver con la necesidad de dólares de nuestra economía es la salida de capitales del circuito financiero nacional, comúnmente llamado fuga de divisas. 

Una de las primeras medidas de Dujovne fue revocar una medida tomada en 2005 que ponía restricciones mínimas a la salida de capitales. Implementada por el entonces ministro Lavagna, la medida originalmente establecía un año de permanencia para evitar los vaivenes de los capitales "golondrina". Prat Gay la había reducido a 120 días de plazo mínimo de permanencia en el país de las inversiones extranjeras y Dujovne directamente la eliminó. La revocación de esta regulación facilitó la salida de capitales que viene en aumento desde 2017. 

Gasto Público

No alcanzó, en sus 2 años y medio de gestión, a llegar a su sueño de igualar ingresos fiscales con los gastos, aunque elevo fuertemente la presión fiscal y achico las erogaciones públicas.

>

Luego del acuerdo firmado con el FMI, el Presupuesto para 2019 estuvo centrado exclusivamente en alcanzar el déficit primario cero. Sin embargo, debido a la fuerte crisis económica y las medidas paliativas anunciadas desde el Ejecutivo, parece posponerse el objetivo y será materia del nuevo ministro de Hacienda.

En cuanto a la gestión de Dujovne, fue duramente criticado por aumentar la presión impositiva y por mantener la quita de subsidios para las tarifas públicas que impactaron fuertemente en la inflación del país. 

Inflación

Su primer año de gestión, 2017, finalizó con una inflación anual de 24,8% lo que marcó una baja en relación a la que se evidenció en 2016. aunque fue 8 puntos más de lo que se había propuesto Cambiemos.

Sin embargo, lejos de ser el primer paso en un sendero de desinflación de los precios, antes de que comenzará el 2018 ya se readecuaban sus metas de inflación para el 15%. 

La corrida que comenzó en mayo de 2018 tiró esas proyecciones por la borda y 2018 termino siendo el año con la inflación más alta desde 1991 (y la tercera más alta del mundo): 47,6% de crecimiento en los precios.

Lejos de terminar ahí, y luego de la corrida de la semana pasada, el récord inflacionario promete ser superado en el 2019, con estimaciones que superan en todos los casos el 50% anual.  

Caída del producto: desempleo y pobreza

Durante su paso por el ministerio de Hacienda, y acorde a años donde reino la política monetaria contractiva, la fuerte inflación y las tarifas dolarizadas, los indicadores sociales también rompen récords. 

La desocupación llegó a los dos dígitos: 10,1% es el número más alto en los últimos 13 años. Mención especial para aquellos menores de 29 años que concentran los niveles más altos de desempleo (más de 1 de cada 5 busca activamente y no consigue empleo), siendo las mujeres jóvenes las más afectadas por la falta de empleo (sube a cerca de 1 de cada 4). 

La falta de empleo e ingresos fuertemente devaluados tuvieron como consecuencia directa el aumento en los niveles de pobreza e indigencia. Según los últimos datos oficiales, hay un 32% de pobreza que afecta a más de 14 millones de argentinos. Otra forma de decirlo es que 1 de cada 3 argentinos es pobre y se espera que el año termine con un número peor dado a los últimos eventos económicos. 

Joyas para el recuerdo

Los datos mencionados arriba tuvieron una lectura diferente hecha por el gobierno, quien le otorgó en marzo de este año un incremento salarial de más de un millón de pesos que se oficializó a través de la Decisión Administrativa 157/2019 del ministerio de Transporte.

Otro punto que no debería quedar por fuera de esta nota sobre la herencia de Dujovne, es la toma de deuda externa con plazo de 100 años. Sin dudas los plazos en siglos serán recordados por los próximos presidentes, como también el 7% de tasa de interés de esos fondos. 

Otro dato de color, que hizo mella en la opinión pública, fue la declaración de sus bienes. Nuestro ex ministro de Hacienda vive en una lujosa mansión de tres plantas en el Bajo Belgrano, que en su declaración figura como un baldío, lo que reduce fuertemente los impuestos que paga por ella ante la Ciudad de Buenos Aires. 

Como último punto, dejamos su carta de renuncia. Luego de su silencio total tras la derrota en las PASO y la corrida cambiaria experimentada la semana pasada, Dujovne presentó una carta en tono coloquial para decir adiós. 

Adiós Nicolas, nos acordaremos de vos los próximos 100 años. 

En esta nota:

Comentarios