Actualidad

El papa Francisco pasó el Jueves Santo en una cárcel

En un centro penitenciario ubicado a 60 kilómetros del Vaticano, Francisco le lavó los pies a 12 presos y celebró una misa.

Foto: Vatican News

Foto: Vatican News

El papa Francisco asistió este Jueves Santo a el Centro Penitenciario de Velletri, una localidad a menos de 100 kilómetros del Vaticano, donde celebró una misa para autoridades, empleados y presos del lugar y luego lavó los pies de 12 de ellos.

Es la quinta vez que Francisco celebra el Jueves Santo -día de la última cena- en una cárcel, y fue allí donde conmemoró el gesto de Jesús con los apóstoles antes de ser entregado por Judas y crucificado.  >

Los reclusos a los que el Sumo Pontífice lavó las manos eran 9 italianos, 1 de Brasil, 1 de Costa de Marfil y 1 de Marruecos.

Durante su homilía, improvisada y sin discurso, el papa los instó a servirse "unos a otros, sean hermanos en el servicio, no en la ambición, como alguien que domina al otro o que pisotea al otro no, sean hermanos en el servicio”.

Comentarios