No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad CIUDAD

Paro y marcha de residentes de salud: participan médicos del sector privado

Se movilizan en el centro porteño para oponerse a la ley que regula su actividad, aprobada ayer en la Legislatura. Sostienen que profundiza la precarización laboral en los hospitales.  

Masiva protesta de residentes de salud en el centro porteño.

Masiva protesta de residentes de salud en el centro porteño.

Se siente con fuerza el paro de los residentes en la ciudad de Buenos Aires, al que se sumaron médicos del sector privado, situación que generó demoras y hasta la cancelación de servicios en algunos hospitales. La protesta es en rechazo a la ley que regula su actividad, aprobada ayer en la Legislatura, en medio de protestas y represión policial.

"Sin residentes no hay salud de calidad. Sin formación médica no hay futuro. Detona el sistema de salud. Reprimir a médicos que reclaman sus derechos es atentar a futuro", expresó el médico cardiólogo Jorge Tartaglione, en solidaridad con los manifestantes.

Residentes y concurrentes del sistema público de salud porteño denuncian que se trata de una norma regresiva

La iniciativa regulariza la precarización absoluta de las tareas de los cerca de 1500 concurrentes, sin salario, ART, ni viáticos.

También incorpora un estricto sistema de disciplina, modifica el cálculo de la actualización salarial de los residentes, abre la posibilidad de que trabajen de lunes a lunes, 64 horas a la semana.

En los pocos días de tratamiento que tuvo la ley en comisión, antes de ser aprobada en el recinto, la oposición logró incorporar mejoras como las licencias equiparables a la Ley de profesionales de la Salud, que no estaban en el proyecto oficial, a excepción de la licencia por estrés.  

El paro de los residentes es por tiempo indeterminado. Esta mañana se movilizaban por el centro porteño y pretendían instalar una "carpa blanca" en el Obelisco.

Nuevo reclamo de médicos residentes en la ciudad de Buenos Aires.
En esta nota:

Comentarios