Género

¿Sabés por qué una Interrupción Legal del Embarazo no debería ser noticia?

En San Juan el aborto de una nena de 11 años abusada sexualmente fue noticia. Hablamos con la periodosta Florencia Alcaraz sobre los peligros de la exposición de estos casos y la reorganización feminista ante la avanzada conservadora. 

Pañuelazo por el Aborto Legal frente al Congreso de la Nación/ Foto: Twitter.

Pañuelazo por el Aborto Legal frente al Congreso de la Nación/ Foto: Twitter.

Por: Paula Gimenez

En Jujuy una nena violada pidió que se cumpla con la ley y se interrumpa su embarazo pero llegó a las manos equivocadas y todo se complicó. Lo que debería haber sido una intervención rápida terminó dilatándose y la cesárea fue, al final, la única opción para poder "cumplir con la ley". 

En Tucumán pasó algo muy similar y otra vez las personas antiderechos hicieron lo imposible para que otra nena violada, esta vez de 11 años, no pueda acceder a un aborto seguro. Además de eso, persiguieron y amenazaron de forma anónima al matrimonio profesional que garantizó dicho acceso. 

Esta semana otro caso comenzó a resonar en las redes sociales, esta vez en San Juan. Pero dentro de la Maternidad del Hospital Rawson actuaron rápido, las y los antiderechos no pudieron accionar y la interrupción se realizó rápido dándole a la niña su derecho a no ser madre. Los medios, todos, informaron lo sucedido. 

Y si bien que se realice lo que la ley indica no debería ser noticia, dados estos antecedentes, el periodismo feminista se encuentra atento ya que es, al final, parte de quien denuncia, controla o exige que el protocolo se cumpla.

El problema es que, al hacer hincapié en ciertos casos de Interrupción Legal del Embarazo, se expone así la situación particular de una niña. Si bien, en general, no se difunden datos de la víctima, resulta muy peligroso para ella. Esa chiquita, después de la intervención, tiene que volver a su vida habitual y el Estado debería garantizarle hacerlo con el menor daño posible. 

Entonces, ¿qué hacer y cómo hacerlo? Para debatir al respecto Filo.News habló con la periodista feminista Florencia Alcaraz, autora del libro "Que sea ley"

Por un aborto legal y federal

Foto: Twitter.
Foto: Twitter.

"Estas historias no son nuevas, forman parte del cotidiano de obstaculos y trabas con las que se encuentran muchas niñas, mujeres y personas gestantes en general cuando quieren acceder a su derecho. También es cierto que en el pais se garantizan derechos con distintos niveles y lo que eso muestra es la desigualdad que hay a nivel federal. Según donde les toque nacer pueden obstaculizar su derecho, directamente negarlo o pueden abortar sin problema", comenta la especialista y agrega: "El tema, igual, es que no tenemos cifras completas, federales, seguras ni actualizadas sobre las Interrupciones Legales de Embarazos que se hacen".

El aborto fue, durante el año pasado, un tema clave en la agenda mediática, política y social en nuestro país. Eso, para la periodista, es un punto importante para entender por qué estas noticias resuenan tanto en las redes. "Lo que pasa es que se mezclan varias cosas, por un lado la potencia de las redes sociales y la importancia que se le da en el pais al aborto legal, una difusión desmedida a traves de esos canales. El 2018 el aborto fue protagonista entonces ahora cada cosa que pase tanto buena como mala, es noticia", agrega.

Respecto a las interrupciones de embarazo que consiguen viralizarse, Alcaraz refuerza: "No deberia ser noticia que se le garantice un derecho a una nena porque es un derecho que tenemos hace cien años, pero con los antecedentes de Tucumán y Jujuy, estamos más alertas. También porque hay un contexto de retroceso de derechos en general, digo, no tenemos Ministerio de Salud por ejemplo. Con esta coyuntura todo se vuelve noticia". 

Cuidar a las víctimas, la tarea

Foto: Twitter.
Foto: Twitter.

Lo peligroso de que estos casos lleguen a los medios de comunicación y se masifiquen, pasa, como dijimos anteriormente, por la inserción de estas chiquitas a sus entornos luego de intervenciones tan estigmatizadas socialmente. "Por un lado hay que tener en cuenta la potencia de las redes, la masividad de nuestra demanda y tambien pensar que esas niñas tienen que volver a sus casas, con sus amigas. Ellas tienen que elegir si hacer publico o no lo que decidieron. Demasiado ya vulneraron sus derechos cuando las violaron", sostiene Alcaraz. 

Desde que la legislación del aborto se debatió en el Congreso de la Nación, y con la amplitud que consiguió este tema a nivel federal, el panorama cambia constantemente. Si bien el derecho a un aborto legal aún no está garantizado por el Estado, dentro de la sociedad ya no es un tema tabú. 

En este panorama, quienes militan en contra, se adaptan y consiguen así nuevas herramientas para que el acceso a este derecho y al que se conseguirá tarde o temprano, sea cada vez más complicado. "Históricamente se mueven así, están adentro de los hospitales. Se acercan a las familias que acompañan a la víctima, las cercan e intentan convencerlas para que no lo hagan. Ahora hay más información y más acceso entonces nos enteramos de estos métodos. Los y las antiderechos nunca se fueron de esta disputa, hoy el aborto salió del closet defiinitivamente y en ese sentido ellos traran de reforzar sus estrategias", reflexiona. 

Al preguntarle si creía que las niñas violadas se convirtieron en presas de estos grupos conservadores, alla sostiene que no, que para ellos "todas somos un terreno de disputa". "Ante una avanzada celeste, más organizacion feminista. Nuestro problema hoy es que tenemos una conciencia enorme del derecho al aborto pero hay una brecha muy grande respecto a lo que el Estado garantiza", indica. 

"Avanzamos en el plano legislativo, se ampliaron nuestros derechos de una manera enorme en todos estos años y nuestras redes siguen creciendo sin parar, pero sin embargo la decisión sobre el aborto, que es la más autónoma y soberana, la potestad de decir que no, aún solo le pertenece a los varones y eso es lo que hay que modificar", finaliza Alcaraz. 

En esta nota:

Comentarios