No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Neurología

¿Estresado al máximo? El sueño profundo puede calmar el cerebro ansioso

Investigadores encontraron que el sueño profundo parece ser un ansiolítico natural siempre que lo tengamos todas y cada una de las noches.

¿Estresado al máximo? El sueño profundo puede calmar el cerebro ansioso

¿Estresado al máximo? El sueño profundo puede calmar el cerebro ansioso

Por: Florencia Luna

Investigadores de la Universidad de Berkeley en California (Estados Unidos) estudiaron los vínculos neuronales entre el sueño y la ansiedad y encontraron que una noche de insomnio puede provocar un aumento de hasta un 30% en los niveles de ansiedad. Por otro lado, identificaron una función del sueño profundo que logra disminuirla mediante la reorganización de las conexiones del cerebro.

La interrupción del sueño es característica de todos los trastornos de ansiedad.

¿Qué es el sueño profundo?

Todos conocemos —o por lo menos hemos escuchado— sobre las diversas etapas del sueño: aquella donde este es más profundo, la de los sueños vívidos, la otra en la que se procesan los recuerdos... Todas ellas se pueden identificar con el uso de un electroencefalograma (EEG), que mide la actividad eléctrica del cerebro.

Esta actividad registrada por el EEG puede clasificarse en dos etapas básicas: movimiento ocular no rápido (NREM) y movimiento ocular rápido (REM). 

El sueño NREM, por un lado, constituye la mayor parte del ciclo de sueño y consta de tres etapas —conocidas como N1, N2, y N3—, cada una de las cuales presenta distintos patrones de ondas cerebrales. 

El REM, por otro, ocurre varias veces durante el sueño y constituye la menor parte del ciclo. Se caracteriza por una actividad intensa en determinadas áreas del cerebro y por rápidos movimientos de los ojos en diferentes direcciones.

En durante esta etapa que se producen los sueños vívidos y también parece estar relacionada con el aprendizaje y el procesamiento de la memoria.

La tercera (N3) es la más profunda de las etapas de sueño. Es durante la cual se libera la hormona del crecimiento —sobretodo en niños— y es muy importante para la restauración de los tejidos del cuerpo. Ocurre durante el primer tercio de la noche y durante esta étapa es muy difícil despertar a la persona.

Vínculos neuronales entre el sueño y la ansiedad

En el estudio publicado en Nature, los investigadores exploraron los cerebros de 18 jóvenes mientras veían videos emocionalmente conmovedores después de una noche de sueño, y nuevamente después de una noche de insomnio, midiendo en ambos casos los niveles de ansiedad.

"Nuestros resultados sugieren que el sueño insuficiente amplifica los niveles de ansiedad y, por el contrario, que el sueño profundo ayuda a reducir ese estrés", dijo Eti Ben Simon, becario postdoctoral del Center for Human Sleep Science y autor principal del estudio.

Por otra parte Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología y también parte del equipo, dijo que no dormir "es casi como si el cerebro estuviera apretando muy fuerte el acelerador emocional, sin suficiente freno".

Otro experimento que realizaron fue uno a 280 personas de todas las edades para saber cómo cambiaron sus niveles de sueño y ansiedad durante cuatro días consecutivos. Encontraron que la cantidad y la calidad del sueño podía predecir cuán ansiosos estarían el día siguiente.

Concluyen que a nivel social, la relación entre los países industrializados y la disminución del sueño por un lado, y el aumento de los trastornos de ansiedad por otro; podría ser más causal que coincidencia.

Algunas recomendaciones para una noche reparadora son: intentar acostarse y levantarse siempre a la misma hora, una habitación fresca —aproximadamente 15°—, apagar todos los dispositivos electrónicos una hora antes de acostarse, en caso de no poder dormir levantarse y hacer algo relajante antes de volver a la cama; y por último, evitar la cafeína después de la una de la tarde y no acostarse borrachos ya que el alcohol impide el sueño REM, una parte importante del ciclo. 

Comentarios