Chegusan Coctelería

¿Tomarías un vodka producido en Chernobyl?

Tras el furor de la serie de HBO, llegan más noticias relacionadas a la planta nuclear soviética: ahora, un grupo de científicos elabora un destilado con agua y granos provenientes de la zona de exclusión. 

¿Tomarías un vodka producido en Chernobyl?(Foto: Washington Post)

¿Tomarías un vodka producido en Chernobyl? | Foto: Washington Post

Avatar del

Por: Redacción Chegusan

Aunque el accidente de Chernobyl es un suceso histórico sumamente importante y difundido en todo el mundo y a través de todas las generaciones, la serie producida por HBO, estrenada en mayo de este año, revitalizó el debate sobre los acontecimientos ocurridos en la planta nuclear soviética. Con ese resurgimiento llegaron, además, otras noticias y discusiones, a las que ahora se suma una bastante insólita: un equipo de científicos decidió elaborar vodka con ingredientes de la zona de exclusión de Ucrania

"Usamos centeno apenas contaminado y agua del acuífero de Chernobyl y los destilamos. Después, les pedimos a nuestros colegas de la Universidad de Southampton (Inglaterra), quienes tienen un increíble laboratorio radio-analítico, que se fijaran si podían encontrar radiactividad", explicó a la BBC Jim Smith, profesor e investigador a cargo del proyecto. "No pudieron: todo estaba debajo de su límite de detección". 

El vodka, de nombre Atomik, es el primer producto apto para el consumo humano proveniente de esta región, evacuada desde el incidente de 1986. "No es más radiactivo que el resto de los vodkas. Cualquier químico te va a decir que, cuando destilás algo, las impurezas quedan entre los desechos", aseguró Smith. 

Jim Smith, uno de los creadores de Atomik
Jim Smith, uno de los creadores de Atomik

Gennady Laptev, otro de los científicos fundadores de la flamante Chernobyl Spirit Company, agregó que este es un excelente ejemplo de cómo se puede aprovechar ese suelo, en lugar de dejarlo improductivo durante cientos de años más: "No tenemos por qué abandonar la tierra. Podemos usarla para producir algo totalmente libre de radiactividad".

Más allá del ruido que hace un producto nuevo de estas características, los fines no son estrictamente comerciales: el plan incluye destinar una gran parte de las ganancias de la venta al apoyo de las comunidades instaladas en las cercanías de la zona de exclusión. "El problema de la gente que vive acá es que no tiene una buena alimentación, no tiene servicios de salud, trabajo o inversiones. Después de 30 años, lo más importante en el área es el desarrollo económico, no la radiactivdad", concluyó Smith.

En esta nota:

Comentarios