Gaming

La razón por la que Google no prohíbe los juegos infantiles inapropiados

La tienda de Android está plagada de juegos con clasificación infantil que presentan contenido impactante. ¿La empresa no revisa las aplicaciones?

Mad War Zombies, una aplicación clasificada para mayores de tres años(Google)

Mad War Zombies, una aplicación clasificada para mayores de tres años | Google

Por: Leon Valle

Esta semana el portal Wired publicó una investigación en la que sacó a la luz los graves problemas de clasificación que tiene Google en su Play Store de Android. El portal descubrió decenas de juegos gratuitos con violencia gráfica catalogados como apropiados para usuarios mayores de tres años.

Aplicaciones como Mad War Zombies, Drive Die Repeat - Zombie Game, Guns, o Virtual Girl US Army Women Mom Family Games, que giran alrededor del concepto de disparar (a zombies, ladrones o figuras ficticias con armas realistas) se encontraban disponibles en la tienda dentro con clasificación para niños. Muchas de ellas, ante la denuncia del portal, fueron eliminadas de la Play Store y publicadas nuevamente con otro nombre o con una clasificación diferente (pero no necesariamente apropiada).

El caso de Army Women Mom es particularmente llamativo, ya que aparece con clasificación “Everyone” (para todos los usuarios) y aunque durante los primeros niveles el jugador controla a una madre que debe cocinar y acomodar la casa familiar, el juego cambia de género abruptamente y se convierte en una experiencia de disparos en la que debe detener a ladrones de banco.

Army Women Mom | Imagen: Google

En Europa (donde Wired realizó la investigación) la clasificación depende del organismo PEGI, mientras que en los Estados Unidos esa tarea cae en manos de la ESRB. Sin embargo, dada las miles de aplicaciones que son lanzadas diariamente en dispositivos móviles (en particular en Android, que no tiene ningún tipo de restricción), ambos organismos utilizan un cuestionario creado y administrado por la Coalición Internacional de Clasificación por Edad (IARC por sus siglas en inglés).

El problema es que el cuestionario es completado por los mismos desarrolladores y según explica Wired está “cien por ciento basado en el honor” porque no es controlado por nadie. Mentir en el cuestionario implica recibir una clasificación más baja y ampliar el potencial número de usuarios. 

Esto no significa que el método de la IARC no sea efectivo, ya que es el mismo que utilizan Nintendo, Apple y Microsoft para sus tiendas. La diferencia radica en que esas compañías sí hacen una curaduría del contenido, clasificándolo apropiadamente o rechazando la solicitud. 

Drive Die Repeat - Zombie Game, por ejemplo, un juego en el que el usuario atropella y dispara a zombies en un festival de sangre, contaba con una calificación para mayores de siete años en Play Store. Luego de la denuncia de Wired fue modificado como apto para mayores de doce años, la misma calificación que tuvo en la tienda de iOS desde su lanzamiento.

Las clasificaciones falsas no solo aplican a aplicaciones con violencia explícita, sino también a aquellas que incluyen máquinas tragamonedas o póker virtual, como Slingo Shuffle - Bingo & Slots, clasificada como “Everyone” en la tienda de Android y prohibida para menores de doce años en la tienda de iOS. Otras una tanto más espeluznantes como Baby Panda Dental Care (cuya imagen se puede ver debajo) fueron eliminadas de la tienda después de superar las diez mil descargas.

Baby Panda Dental Care | Imagen: Wired

Por su naturaleza más abierta, desde su lanzamiento la Play Store ha sido terreno fértil para aplicaciones “polémicas”, ya sea por infringir derechos de autor (como los incontables clones de juegos de Nintendo o emuladores), invadir la privacidad de los usuarios o instalar virus directamente.

Google no tiene motivación real para modificar su manejo de la Play Store, considerando que se queda con un treinta por ciento de todas las transacciones realizadas en las aplicaciones ofrecidas en la tienda, transacciones que según Sensor Tower ascendieron a más de 21 mil millones de dólares solo en 2018. Por ahora lo único que podemos hacer es monitorear qué aplicaciones están usando los más chicos y denunciar las que incluyan contenido inapropiado.

En esta nota:
  • google
  • wired
  • play store

Comentarios