Género #8M

1917: Las mujeres al frente de la Revolución Rusa

El rol que cumplieron las obreras textiles del barrio de Vyborg, en Petrogrado, fue crucial para lograr la caída del zarismo. La importancia femenina en un hecho que cambió la historia global.

Las obreras textiles del barrio de Vyborg, en Petrogrado, iniciaron y extendieron la huelga en la llamada Revolución de Febrero

Las obreras textiles del barrio de Vyborg, en Petrogrado, iniciaron y extendieron la huelga en la llamada Revolución de Febrero

Por: Patricia Festa

El accionar femenino fue clave y determinante en la Revolución Rusa: el levantamiento de las obreras textiles de Petrogrado se llevó a cabo el 8 de marzo de 1917, aunque en el calendario ruso aún era 23 de febrero -razón por la que también se conoce este hecho como la Revolución de Febrero.

Gestada exclusivamente entre obreras, activistas femeninas y mujeres militantes del Partido Bolchevique, aquel día se convocó a una huelga general para reclamar el fin de la guerra, del régimen zarista y del hambre: no más jornadas de 13 horas en un entorno laboral insalubre ni interminables filas a la intemperie para conseguir algo de pan. 

Con este objetivo, esta célula concentrada en el barrio de Vyborg abandonó los talleres textiles y fue en grupos de cientos de personas visitando taller por taller para sumar adhesiones. Allí donde no eran escuchadas, tiraban piedras, bolas de nieve, palos incendiados contra las puertas y ventanas, y/o tomaban las instalaciones: al final del día, 20% de Petrogrado y 30% de los textiles estaban en huelga.

Por supuesto, los encontronazos con el Ejército y la Policía no faltaron, pero el primero de ellos -conformado en su mayoría por campesinos- terminó cediendo ante la fuerza feminista y se unió a su reclamo.

Volvé al timeline con la historia del #8M

Comentarios